Hemos sobrevivido

Hemos sobrevivido

Aquí estamos. Un año más repasando la historia.  Son dos años de maternidad, pero  quiere ‘ovarios’. En mi opinión ‘parir o ser mujer’ no te hace ser madre, es algo que se aprende. Y se aprende cada día con cada ‘metida de pata’.

Aquí los ‘botones’. El día que acosté a Dante en mi cama cuando me desperté estaba en el suelo. Tenía apenas cinco meses y yo la culpa más horrible del mundo. O como cuando se me ocurrió darle una ‘infusión’ de hierbas para calmarle la gripe. No paso a más, sólo la ‘gran regañada’ de la Doctora Roa, pero pudo ser grave.

Ser madre es complicado y peor ser hijo de una madre  ‘anormal’.  Una se auto flagela pensando: “soy buena o mala madre”. Y el mundo que está encima de vos para ‘avalar’ (siendo positiva) tu trabajo de madre. Me comentaba una amiga, que acaba de parir, que no aguanta a todo mundo diciéndole cómo debe cuidar a su hija. Y que cuando ella toma alguna decisión siempre la critican por ‘mala madre’.

Yo no sé qué tan buena o mala madre soy. De hecho, me pregunto esos conceptos. No obstante pienso que hasta ahora la he ‘cagado el promedio normal’ de toda madre. Dante y yo, hemos hecho un buen equipo. Hay momentos muy cansados en los que extraño mi vida de mujer sin hijo, pero lo confesaré en general me siento plena y feliz. El sábado, cuando se levantó y dijo: “Mamá hoy es mi cumpleaños” (realmente es hoy, el sábado fue la piñata) no sé qué sentí, me revolvió todo, pero todo lo bueno.

Espero no fracasar en este intento de ser madre. Hasta ahora veo a Dante y veo un niño feliz, contento, pleno, y me reviso www.babycenter.com y me doy cuenta que cumple con las características de un niño feliz. Me siento orgullosa, pero también me siento feliz porque ha valido la pena las decisiones que he tomado.

Si son sólo dos años, estoy comenzando la tarea, pero me la estoy gozando aunque a veces me queje, al final es lo único que me queda. Ya veremos en el 2016 como nos va, por ahora estamos en una relación estable y somos muy felices. Envídiennos. 😛

Les comparto tres fotitos de lo que fue la celebración de Dante, este cumple si lo gozo.

Quiero confesar que con Dante, puedo ser la mayor ‘infantil’ del mundo y nadie me crítica. Bailamos en el Super, corremos por todo Metrocentro, vestimos igual y de dibujos animados, saltamos en el baño, manejo usando orejas de Minnie, corremos por toda la casa y tenemos peleas de almohadas. Ay como me divierto.

Texto de Maryórit Guevara G. (Madre Insurrecta)

El blog de tu Madre

Post relacionado

4 Comments

  1. Mi estimada Maryorit, creo que esto hace reflexionar a cualquier mujer que está aprendiendo a ser madre, tal como vos, como yo y muchas más….. es cierto que uno extraña cuando no se tenia un hijo o hijos, pero te llenan con sus cosas de niños, sus ocurrencias, la forma de ver la vida, la manera en que razonan y te quedas “perpleja” y te preguntas “de dónde sacó esto’?”
    Un hijo es la más grande alegría, a mi me ha costado un poco de trabajo con mi Jesús Fernando, porque no sé en qué momento debo ser la mamá firme y en qué momento ser la mamá frágil, es una tarea dificil pero no imposible y la vida te va enseñando poco a poco como ser “mamá” algunas, por x o y razoón somos “padres y madres”…..Felicidades para Dante.

    1. Gracias Tania, es cierto. Vamos aprendiendo prueba – error. No es fácil ser madre y tampoco una tiene un chip con toda la información. De hecho que bueno que existe San Google, porque ahí aclaro algunas dudas de la crianza. Pienso que cada una tiene su modo y que bueno cada mamá es un caso. Todas pasamos cosas diferentes y difíciles, y como no nacemos aprendidas, creo que los padres también podrían desempeñarse bien si asumieran la responsabilidad. Saludos

  2. Dante esta belloooooooooooooooooooooo

    1. jajajaja gracias!

Dejar una respuesta