¡A las puertas de los terribles 2!

¡A las puertas de los terribles 2!

Este fin de semana empecé a notar cambios muy extraños en Joaquín. De repente hablá con voz de película de exorcista y se tira al piso a convulsionar de la arrechura cuando le digo que no puede comer más spaguetti (y conste que ya se había comido 2 platos). Como toda madre primeriza obsesiva compulsiva de la era digital me fui a consultar la gran sabiduría de internet y lo que descubrí me dejó más ahuevada que antes 🙁

Justo cuando yo de ilusa pensaba que de ahora en adelante todo iba a ser color de rosa, resulta que el chavalo decidió entrar en la etapa de los TERRIBLES 2 y peor aún, los psicólogos infantiles, que dicho de paso son unos sádicos, ahora dicen que también existen los terribles 3.

Tengo un sobrino y una sobrina entonces la leyenda urbana de los terribles 2 ya la he escuchado, pero vivirla en carne propia son otros 100 pesos. Ahora todo es de él y pasa todo el día diciendo “mío” con su vocecita de ardilla. Desde su muñeco de Elmo hasta mis chapas y mi ropa, TODO es de él. Creo que además esta tratando de manipularme para conseguir lo que quiere y yo para evitarme la fátiga lo dejo.

No sé como voy a hacer para volarme un año en este tira y encoge, dice el internet que hay que ponerle límites  y ayudar a entender sus emociones, pero como se supone que haga eso si ni yo se controlar las mías. Las únicas dos opciones que tengo son:

1.Lo dejo ser, como dicen los Beatles.

2. Me pongo “seria” y lo mantengo a mecate corto para que aprendas que no lo puede tener todo.

Al final después de pasar 2 días investigando decidí que por hoy lo voy a dejar ser, estoy demasiado cansada para agarrar lucha. Mi papá me dejo ser y al final no salí tan torcida… Al menos eso creo. Ahí me tocará irlo enderezando en el camino como hicieron conmigo. Así que a la verga los libros, voy a hacer las cosas a mi manera y en un par de años cuando los terribles 2 y los 3 hayan terminado me daré cuenta si la volví a cagar o no…. Espero que no.

Texto de Mariana Rivas.

Etiquetado en:

El blog de tu Madre

4 Comments

  1. jajaja te comprendo, lees, lees, lees, pero si queres descansar, comer en paz, ver tv, solo estar echada, te vale.. que haga lo que quiera, querés sentir la vida es tuya y las luchas son para otro momento. La maternidad es esclavizante.

  2. Jajajaja! Comprendo perfectamente! Estoy en los terribles 2! Por segunda vez! (Con la mayor ya voy por los terribles 8 jaja!) la verdad todos los años son difíciles, pues la maternidad es el día a día, como ya es mi según da vez lo llevo mas relajada ye divierto mucho más, he comprendido que quiere comerse el mundo y no voy a reprimirla, al contrario ahora estoy disfrutando de como ella lo ve y me encantan estos terribles 2!!!!

    1. Hola Grethel. Para mí esa es la clave. Dejarlos ser y no reprimirlos pero si enseñarles a ser educados y respetuosos. Yo estoy en la etapa prueba y error porque soy primeriza así que ahí vamos esperando criarlo bien y no morir en el intento.

  3. Muy buena conclusion. Yo conclui en lo mismo y a los 4 me di cuenta que la cague … y ahi voy en el esfuerzo de enderezar… mi consuelo es que en otros tiempos no habia adonde consultar nada, y ahora tenemos adonde consultar … y por lo menos nos dirve para hacer la mueca … 😉 … muy buen articulo RELIKE

Dejar una respuesta