Pensé en rendirme, pero alguien me seguía

Pensé en rendirme, pero alguien me seguía

*Muchas veces hemos experimentado una fuerza exterior que ‘juramos’ vienen de nuestros hij@s; eso cuenta Diosa Primavera, en esta entrada que nos comparte como #Mami_Invitada de El blog de tu madre.

“Nunca te rindas tratando de hacer lo que realmente deseas hacer. Donde hay amor e inspiración, nada te puede salir mal”. Ella Fitzgerald.

Todos los seres humanos tenemos aciertos y desaciertos en la vida, hay momentos difíciles que nos queremos rendir, pero hay una voz en el interior diciéndonos NO, otras veces las y los hijos, no con palabras, pero sí con actitudes, ya que las madres somos los huesos con que los hijos afilan sus dientes.

Los altos son momentos de energía, euforia y alegría que nos ayudan a avanzar de manera más rápida por nuestro camino; y que mejor manera que disfrutarlos con nuestros hijos e hijas, esos momentos agradables de amor, afecto, entrega; quién dice que ellos y ellas no pueden ser los amores de nuestras vidas, y de esos incondicionales.

En cambio, los bajos momentos son tiempos difíciles donde es posible quedarnos atrapados, perdiendo tiempo y energía que no nos ayudan alcanzar nuestras metas. De igual manera debemos de compartirlos con ellos y ellas para que vayan conociendo el mundo real, y que entiendan que no todo es color de rosa.

En estos momentos los hijos e hijas están presentes y entran en acción, se convierten en esa luz que necesitamos para aliviar pesadumbres; como dice la frase que cito arriba, donde hay amor hay inspiración, y yo me inspiro en mi hija Mya Camila, una niña inteligente de 5 años, quien me insta a vivir cada día, a lograr mis metas. Ella está ahí dándome aliento, abrazándome y diciéndome que me ama, que soy la madre más linda del mundo, ojos de hija zorra.

Entonces me detengo a pensar y digo: “No puedo rendirme”, tengo una personita por la que debo luchar y sigue mis pasos, debo de ser un buen ejemplo. Cuando te propones cambiar tu vida y tienes una serie de objetivos para conseguirlo, sabes que la lucha es obligatoria para lograr la meta propuesta. Este es el sustento detrás del éxito a cualquier nivel.

A veces nos preguntamos, ¿por qué nos hace falta voluntad para completar las metas? Pues debemos de buscar esa voluntad e inspiración en nuestros tesoros, los hijos e hijas. No existe suficiente fuerza del compromiso para un cambio, de modo que los obstáculos se vuelven poderosos y son capaces de sacarnos del camino cuando tenemos poca determinación.

Quizás nuestras vidas no anden bien en ciertos aspectos, y si no ponemos un alto entonces la situación se irá agravando hasta un punto que puede ser muy peligroso, trágico o indeseable, no solo para una, sino para esos niños y niñas que forman parte de nuestras vidas.

Un cambio de actitud no nos caería mal, y que mejor compañía que de los pequeños y pequeñas, comencemos hacer trabajo inteligente para encontrar las respuestas adecuadas y cumplir los propósitos.

Para tener ÉXITO tenemos que aprender a nunca rendirnos, seguir en medio de los escenarios más complicados y demostrar disposición para llegar a donde deseamos, y con esta actitud seremos triunfadoras. Entonces busquemos la mayor cantidad de argumentos que nos permitan una excelente motivación, y aquí caben nuestras criaturas, y así haremos realidad nuestras metas.

Si eres el constructor de tu vida, significa que estás en la capacidad de hacer realidad cualquier meta. Recordemos que la mente creativa se pone de manifiesto cuando practicas el amor, cariño, afecto, ternura y perseverancia de una manera adecuada, y quienes son los mejores aliados, nuestras hijas e hijos, por eso jamás debemos rendirnos porque atrás hay alguien que nos sigue, y en mi caso estoy más jodida, soy su único ejemplo, su MaPa.

*Diosa Primavera, la autora es madre, periodista y catedrática universitaria.