Las madres también lloran por amor

Las madres también lloran por amor

Una nube negra parece se ha posado sobre la cabeza de estas dos madres. Han querido ‘esquivar’ la tristeza, pero por ahora NO ha sido posible. Hoy les comparten esa pena, porque estamos seguras que más de alguna de ustedes la ha vivido. ‘Ánimo’.

Soy Mariana Rivas, tengo 32 años y siento que la tristeza no me deja en paz. Siento una gran carga en el pecho, que por más que la espanto no se va. En Julio del año pasado el papa de mi hijo, me dejó. Al principio me daba pena decirlo, pensaba en el estigma. Pensaba en el que dirán y yo misma, me recriminaba y lo sigo haciendo. “Divorciada a los 32” me gritaba la loca burlona que me habla en la cabeza. “Fracasada, mala esposa, mala madre, insoportable, neurótica, histérica”. Vivo con ese peso hijo de puta que no me deja ser. Me repito mil y una veces: no es mi culpa. Traigo las cosas al plano racional, pero aún no me termino de creer que todo esto esté pasando. Que mi sueño de la familia feliz haya desaparecido.

Él se fue como un cobarde, y cuando me pidió el divorcio lo hizo delante de Joaquín, a la hora de la cena, sin ningún tacto y sin previo aviso. Dijo que tenia 3 meses de haberlo decidido y que no había vuelta de hoja. Joaquín vio y se dio cuenta de todo. Vió a su mamá hecha mierda tirada en el piso. Jamás había llorado tanto. Prefiero la muerte al abandono. Aunque parece que ahora ese es el “pan nuestro de cada día” en esta sociedad que receta divorcios como aspirinas, donde ya nadie cree en la lealtad y en el compromiso que uno adquiere de un proyecto de vida en conjunto.

 Ese día me quebré por dentro y después de 7 meses no he logrado juntar todos los pedazos que andan por ahí sin encontrar su lugar. La tristeza me sigue y no logro sacármela de encima. Odio las canciones de los Red Hot Chilli Peppers, porque a él le encantan, odio el cine porque a él le gustaba, odio los espaguetis porque eran sus favoritos y me odio a mí misma por pendeja, por creer en el amor romántico y por haber guardado esperanzas de una reconciliación, mientras él anda ‘viva la pepa’ con un ‘culito’ 10 años menor.

Odio que mi hijo me haya visto como me vio y odio ser llorona de nacimiento. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, eso no lo dudo ni por un segundo, después de salir de esta, porque sé que voy a salir, ni Hulk me va a meter mano. Pero la verdad es que el proceso de separación, divorcio y los trámites legales me han secado por dentro y por fuera y aunque me harte como condenada sigo perdiendo peso y cada vez estoy más flaca. Una amiga muy sabia me dijo que la tristeza también afecta mi cuerpo. Lo estoy empezando a creer.

d5de4996b037b7975d7d8fc0c83e25f3

No estaba preparada para este golpe. Aún lo siento como una traición a los 8 años que invertí en la relación y a nuestro hijo. Pero todo pasa y nada permanece, y a como puedo voy saltando tumbos para darle un buen ejemplo a mi hijo y que jamás me tenga que consolar sin importar la edad que tenga. Un bebe de año y medio no debería de tener que ver a su mamá hecha mierda y llegar a sobarla y decirle “sana sana”. Jamás voy a poder quitarme esa imagen de la cabeza, lo siento mucho por Joaquín. Espero que ese no sea el primer recuerdo que guarde en su cabecita loca, que mejor guarde una mariposa volando o él regando la grama con sus botas de hule o la mamá cantándole una canción de los Beatles.

 Si alguna vez pensé que era débil, esta situación de mierda me ha demostrado lo contrario. Escribo esto después de semanas dudando si contarlo o no, pero para que me lo voy a guardar si esto es parte de lo que pasan muchas mamás del mundo y parte de la misión de El blog de tu madre, así que duélale a quien le duela hoy se sacan los trapitos al sol. Probablemente su familia me critique y piensen que soy una hija de puta por escribir esto, pero esta es mi versión y este es mi dolor y si no lo saco me va a comer el alma. Y esta es mi manera de sanar, escribiendo.

El dilema ahora es que puta hago para subir de peso, para curarme la mente y el corazón. “Dibujá mandalas”, me dijo mi socia; “hace yoga”, me dijo la Ale; “anda al psicólogo”, me dijeron mi hermana y mi cuñado; “escribí”, me dijo la psicóloga; “toma homeopatía”, me dijo una amiga; “hacete reiki”, me dijo otra; algo me quitará este peso o talvez nada y solo el tiempo me va a curar.

 NO SE VALE…..

Soy Maryórit Guevara, en 2013 me separé, porque me rehúso a creer que el amor, sólo es verdadero cuando “se sufre, se sacrifica y duele”. Aunque si les soy sincera, en medio de la tormenta he tenido pensamientos estúpidos, me he dicho: “debí aguantar más” y me molesto conmigo misma porque es una estupidez “nadie debe aguantar violencia”.

Cada año (2014 – 2015 – 2016) después de la separación me he propuesto ver las cosas de manera diferente, dejar los pleitos legales y no caer en las provocaciones del padre y abuela de mi hijo. Y aunque no he caído, ha sido difícil dejar los pleitos legales.

Hoy me enfrento a una nueva Demanda Judicial, en la que se me acusa falsamente de “no permitir la relación entre padre – hijo”. Estoy clara que no he faltado, porque si algo me prometí a mí misma fue: “jamás negarle sus derechos a mi hijo”. Pero bien, parece que hacerme la vida de ‘cuadritos’ se ha convertido en el ‘hobbie’ del padre de mi hijo y su madre.

“No te preocupes”, “Piensa en otra cosa”, me dicen. Sé que lo hacen por darme aliento, pero es bien difícil. Las pesadillas han regresado. Y si no hay pesadillas, hay insomnio. Y en medio de esas largas noches mi cabeza piensa y piensa: El amor se acaba, estoy clara, pero ¿en qué momento se convierte en odio?, ¿por qué un hombre que durante seis meses me sentenció al abandono, ahora NO me deja en paz?, ¿Por qué una separación no puede ser sana?, ¿Porqué no prima el amor a nuestro hijo?

12742724_915123305269006_5589904601230618264_n

No tengo las respuestas. Pienso es culpa del machismo. Debe ser horrible que tú ‘mina de oro’ se libere, y de paso, te ‘devuelva’ a casa de tu madre. Simbólicamente, frente al ‘amor romántico’, es una aberración. ¿Que puta le paso a la princesa? La princesa, era débil, no aguantó las pruebas de amor, no entendió la esencia del sufrir por amor. Creo en el amor, es rico amar, pero no se vale amar por encima de nuestras vidas.

Y saben, estoy HARTA de hablar del tema. Estoy HARTA de sentirme víctima. Estoy HARTA de tener miedo. Estoy HARTA de sentirme sitiada. Estoy HARTA de sentir que el sistema en lugar de apoyarme, me culpa. Estoy HARTA de que me pongan en contra de mi hijo. Estoy HARTA de andar de juzgado en juzgado. Estoy HARTA de que me levanten falsos, injurias y calumnias.

Me quiero desahogar, pero quiero decirles a las mujeres, que aunque estemos hartas, no podamos dormir, tengamos pesadillas y bajemos de peso, un día las cosas van a mejorar, sólo debemos tener fuerza. Fuerza, para aguantar la tempestad, los terremotos, las avalanchas. Hay procesos que tenemos que vivir para poder aprender.

Se vale llorar, se vale quejarse, se vale pasar metida en cama. Lo que NO SE VALE es detenerse en el tiempo. Lo que NO SE VALE es quedarte de brazos cruzados. Lo que NO SE VALE es dejar que el miedo te paralice. Lo que NO SE VALE es permitir que tu vida se convierta en un ‘pedazo de mierda’. Lo que NO SE VALE es perderte a vos misma, tu identidad, tu dignidad, tu orgullo, tu VIDA.

¡Aquí no se rinde nadie… que se rinda TU MADRE!

Texto de la Insurrecta y de la Psicópata

El blog de tu Madre

Post relacionado

6 Comments

  1. Felicidades Mariana, no es fácil sentarse a vomitar todo ese revoltijo de emociones que se llevan dentro, por experiencia sé lo duro que es el proceso, sobre todo con hijxs chiquitos de por medio pero créeme que cuando el tiempo pasa y mirás atrás hasta le das gracias a Dios. Lo mejor está por venir.

  2. Que hay mariana, como vas? muy bueno el articulo, me gusto mucho y me ubico en una situacion similar por las historia de mis padres. Es sorprendente ver como los hombres cambia a las buenas mujeres que luchan al lado de ellos por ser una familia y que comparten con uno los gastos y los gustos, ahora que voy a ser papa espero no cometer esos mismos errores que cometio al papa de tu hijo para ser un padre de verdad y un esposo de verdad. Siempre segui tan fuerte, que por eso es que te admiro. Un abrazo

  3. Dos experiencias!! De una y otra manera se sobrevive a estas situaciones, es difícil, caótico, y cansa. Hay que tener dos caras en la vida, mientras superamos los baches de la misma. Sólo algo les digo, nos enseñan a ser más fuerte de lo esperado. Desde mi punto de vista, tratar de tener una buena relación con quien nos destroza el alma-vida-corazón es difícil, pero también, gratificante al final, porque demostramos valor, y un amor tan grande por los tesoros del alma que Dios nos regaló. Creo que eso les enseña a ser personas maduras y a vivir en armonía. Los trámites legales, al final considero una etapa dolorosa, que debe esperarse un tiempo donde una ya asumido la realidad, y la relación este en calma. Todo por un bienestar físico, moral, sentimental. Somos mujeres, y por ese hecho tenemos gran valor, somos de carne y hueso, pero somos mujeres llenas de amor y somos gemas de gran valor. Quien no valora lo que tuvo, un día más adelante la misma vida, le demuestra la equivocación y nosotras ya estamos sanas y con otra perspectiva de vida. Y llorar nos cura el alma…

  4. Mariana por supuesto que vas a poder salir adelante, tenes algo que pesa muchísimo más que el amor que le tuviste al cabronazo de tu ex marido y es el amor de tu hijo. La pureza de sus caricias y los te amo que saldrán de su boca te harán hacer un lado la tristeza Y el dolor que te acompañan. Hiciste muy bien en sacar todo esos sentimientos porque allí guardados sólo iban hacer daño. Sos hermosa y sos un orgullo para muchas. Ahh una cosita más que te valga VERGA lo que piensen de vos la familia del maje y cualquier pendejo que te critique. Aquí la que importa sos vos y tu hijo. Ése debe ser ahora tu nuevo horizonte. Lo vas a lograr no lo dudes ni por un segundo. 🙂

  5. Gracias a todos por sus bonitos comentarios.

  6. amo su blog sigan escribiendo de esa bonita manera

Dejar una respuesta