El mensaje detrás de #MujeresPenconas

El mensaje detrás de #MujeresPenconas

Este año #MissNicaragua2017 extrañamente promovió el concepto de ser una #MujerPencona en Nicaragua y en medio de un concurso que mide a las mujeres por el tamaño de las tetas, el culo y las piernas largas, las y los presentadores referían frases sesudas en un intento por reivindicar el concurso.

Mi profesora Rebeca Centeno, trajo el tema a colación. Y me parece que vale la pena abordarlo y cuestionarlo. En especial porque el concepto de PENCONA que se promueve (y promovió también Miss Universo) esta intrínsecamente ligado a la capacidad de aguante al sufrimiento que puedan tener las mujeres. Y hablamos de un aguante en silencio, en una sociedad que exalta y recompensa esa angustia.

Es así como cuando una mujer sufre violencia su entorno la invita a callar, a soportar las pruebas de la vida porque esas pruebas la hacen más fuerte, porque además la vida es de sufrimiento. Y le vuelcan el repertorio completo de frase cliché extraídas del discurso de Cala y los libros de Cohelo. Y esperan que luego de esa sobredosis de optimismo en la mañana salgan a darle al mundo con todo, pese a que la noche anterior barrieran el suelo con su dignidad, cuerpo y alma.

Y aclaro, hablamos de aguante, no hablamos de RESILIENCIA. 

¿QUIÉN SUFRE MÁS?

O como cuando sos madre, o aun no lo sos, y la sociedad te tacha de “egoísta” porque no queres dedicar tu vida a otra persona. Un mensaje dirigido a las mujeres. Y luego decidís ser madre y entre más sacrificada seas más valor tenes. Solo escuchemos las serenatas del Día de la Madre. Son una oda al sufrimiento. Entre más sufrís más vales, más te deben admiración.

Y ante el bombardeo muchas temen decir lo que piensan, sienten y demandar los derechos y los de sus hijos. No te dan permiso de quejarte, de llorar y bueno también la que llora es débil. O en el peor de los casos “está haciendo drama”. Alrededor de la madre soltera hay un mito de un ser TODOPODEROSA que no necesita de nadie, que todo lo puede, una idea que las ubica en desventaja . Y lo peor que la que se atreve a cuestionarlo se vuelve ‘INDIGNA’.

La sociedad incluso hace una competencia entre la madre soltera y la casada. La soltera pobrecita porque le toca sola y lo peor la abandonaron, porque además, todas las madres solteras fueron abandonadas. Mientras la casada, tiene a su hombre, su marido. Y lo peor es que hay cantidad de mujeres casadas y con hijos y eso no les asegura que asuman 50/50 la responsabilidad. De hecho cuidan hijos y maridos.

El mensaje del sufrimiento para la mujer es tan arraigado que la mujer que dedica su vida a ella misma es EGOÍSTA; que tiene sexo por placer es PUTA; que quiere conocer el mundo es VAGA. ¿Se han fijado?

UNA BAJEZA COMPLETA

Pero lo más siniestro detrás de este mensaje es que al enseñarles a las mujeres que ser ‘PENCONAS’ y AGUANTADORAS, no quejarte, no denunciar la violencia, sufrir en silencio, ofrecer la otra mejía, salir a la calle y darle con todo, no demandar derechos, termina librando de responsabilidades a los hombres (y/o autores de tu desgracia).

Es un mensaje bien conveniente. Tan útil para librarlos de cualquier responsabilidad como decir: “Es que las mujeres podemos hacer, a la vez, más cosas y los hombres no”. O aquella “déjaselo a Dios” y mientras se lo dejas a Dios, te empobreces, te pasas la vida de esclava trabajando, y hasta te morís, porque Dios no pudo llegarte a salvar cuando ese hombre te mató. Hay un mensaje poderoso.

Es alarmante y preocupante peor en el mundo actual que vive solo de apariencias. En este mundo doble moral e hipócrita la verdad siempre va a resultar incomoda. Por eso muchas congregadas (o no) hacen suyo aquel mensaje que dice: La mujer sabia edifica su hogar, pero la necia con sus manos lo destruye.

Y es así como se pueden pasar su vida sufriendo, aguantando para poder ser reconocidas como #MujeresPenconcas.

Por Maryórit Guevara (Madre Insurrecta)

El blog de tu Madre

Post relacionado

2 Comments

  1. ¡Excelente!

  2. Que buen artículo Máryorit, te felicito, estoy de acuerdo con eso, el día de la madre es una oda a un sacrificio que debe ser compartido.

Dejar una respuesta