Regalá un libro en esta Navidad

Regalá un libro en esta Navidad

Hace 4 años un 24 de noviembre a las 7:25 de la mañana llegó el regalo de navidad más bello y agotador que me han dado. Mi regalo lloraba todo el día y toda la noche y peleaba porque no quería dormir. Lo mecía, le cantaba, caminaba como loca por toda la casa pero nada daba resultado. Empecé a creer que algo malo le pasaba. ¿Tendrá uno de esos síndromes extraños que sólo se ven en los programas de discovery planet?

En mi desesperación, empecé a buscar información en internet y leí a una mamá que había encontrado la solución leyéndole a su bebé para dormir. Todos los días, a la misma hora, leía el mismo cuento y le funcionaba. Bueno, pensé, ya probé todo y nada funciona, voy a probar leerle. Compré en línea un libro de Dr. Seuss “El libro de dormir” y lo descargué en la tablet. Las primeras veces que probamos no funcionó, pero seguimos intentando, la 2da,  la 3era y la cuarta tampoco funcionó pero como soy terca como una mula y era mi única esperanza no me rendí y a la quinta vez a la mitad del libro empezó a bostezar y se durmió. Desde ese día cada vez que oía el libro empezaba a bostezar, la lectura se convirtió en parte de su rutina y en un reflejo condicionado. Su cerebro reconocía el sonido de las palabras y le decía que era hora de dormir, era una maravilla.

Joaquín creció, ya no toma tantas siestas como cuando era bebé pero yo decidí seguir leyéndole como parte de su rutina para dormir y descubrí lo maravilloso que son los libros para los niños.

Empezamos a crear nuestra colección de libros con ciertos criterios que he venido incorporando:

  1. No compramos libros violentos, donde los personajes se matan entre sí.
  2. No compramos libros machistas, donde las mujeres son princesas sumisas que esperan a ser rescatadas y los hombres príncipes heroicos que las rescatan.
  3. El libro que compramos siempre tiene que involucrar una aventura o un viaje. A Joaquín le gusta escuchar de lugares nuevos, aunque no existan.
  4. El libro que compramos siempre debe enseñar algún valor, como solidaridad, paciencia, honestidad o trabajo en equipo.
  5. Trato de comprar libros de autores nicas, para apoyar lo nacional.

La lectura siempre fue muy importante en mi casa, mi papá leía hasta 3 libros en simultáneo y siempre nos los pasaba a mi hermana y a mi cuando los terminaba. Para nosotras no había excusa para “aburrirse” por que la respuesta de mi papá al tan sonado “estoy aburrida” era “lee un libro”.

Me acuerdo que mi papá decía que sus ansias de conocer el mundo se las dieron los libros y eso es lo que quiero para mi hijo. Que conozca otras realidades y culturas a travez de la lectura, que imagine universos sin necesidad de estar pegado a la tele o al celular todo el tiempo. He escuchado a varias mamás y papás  quejarse porque a sus hijos no le gusta leer, pero como les va a gustar algo que nosotros mismos no hacemos. Hoy día los adultos preferimos estar en cel dándole manito arriba a las fotos del fb que sentarnos a leer, y cuando se trata de regalos preferimos dar muñecos que un libro. Entonces ¿Cómo les va a gustar leer a las nuevas generaciones? 

Ahorita que viene el aguinaldo y nos esmeramos en buscar el regalo perfecto para nuestros hijos o sobrinos, no gastemos el cachimbo de reales en juguetes de Hasbro, regalemos un libro.

Si no saben donde comprarlos, como sugerencia, pueden ir a libros para niños una editorial 100% Nica. Tienen libros de autores nicaragüenses y extranjeros y parte del dinero recaudado lo utilizan para donar libros a niños que no pueden comprarlos.

¡Esta navidad, regalá un hábito que cambia la vida, regalá un libro!

Texto de Mariana Rivas. Madre Psicópata.