¡Nunca más calladas!

¡Nunca más calladas!

Tres post publicados en la página de facebook de El blog de tu madre, durante el mes de enero, ha alborotado a los machitrolls de México, Perú, Panamá, Chile y Nicaragua. Esos que en otros momentos nos atacaban con comentarios, memes y gif machistas de manera individual parece se han organizado en una horda de machitrolls y tienen como blanco este espacio.

Una avalancha de comentarios ofensivos hicieron en los post sobre las señales de violencia machistas, la irresponsabilidad paterna y el manspreading. Sus autores son hombres entre los 20 – 30 años, gamers, amantes del anime, profesionales promedio. 

Lejos de  tener la capacidad mental y el interés para entrar en un franco debate y reflexión sobre la violencia, la desigualdades y el machismo enraizado, este grupo se dedican a ofender, denigrar e incluso amenazar con atacar físicamente por evidenciar la violencia esa que, ellos mismos, refuerzan en sus comentarios.

¿Les parece conocida la historia?

Es la misma dinámica que utilizan cuando salimos a la calle. Acosan, violentan y matan en lugares públicos para aleccionar a las otras (mujeres). La diferencia es que en las redes sociales aprovechan el anonimato y los perfiles falsos. Se ocultan cobardemente detrás de un celular o un ordenador. Pero también nos exponen con el objetivo que las otras se amedrenten y se queden calladas. Por algo te dicen: ‘calladita te ves más bonita’.

La ola de violencia en las redes ha crecido. Hay hostigamientos y campañas de odio contra las mujeres, pero también ataques personales al inbox de cualquiera de nosotras. Estos insultos vienen siempre de hombres, que incluso pueden ser amigos, familiares, pareja, ex parejas o desconocidos. O bien por troles que actúan en jauría que nos persiguen con el objetivo de abatirnos.

Todo resultado de un sistema desigual que atraviesa la vida y el cuerpo de las mujeres. Ese sistema que espera que seamos calladas, sumisas y obedientes. Que no pensemos, no opinemos, no denunciemos ni evidenciemos la desigualdad, que solo digamos ‘sí señor’ o mejor que no digamos nada y solo esperemos en casa con las piernas abiertas.

Esta voz no se va a callar

Y eso claramente no lo hacemos ni lo haremos en El blog de tu madre. Evidenciar la desigualdad y la injusticia nunca ha sido fácil, no obstante en El blog de tu madre asumimos ese riesgo con gusto, pero como parte del cuido de todas nosotras las que conformamos esta comunidad NO permitiremos ‘machitrolls’ en este espacio. Hombres que nos respeten y entren en franco debate y reflexión siempre serán bienvenidos.

Se acabó la intención de entrar en debate con quienes nos siguen negando, esos que invaden nuestro espacio para violentarnos, que esperan que callemos, que nos ven como simple objetos ornamentales y de uso sexual, que quieren recluirnos en la cocina, que niegan nuestra existencia y el respeto que merecemos como seres humanos con derechos.

Así que lamento decirles que contrario a lo que esperan: ¡Esta voz no se va a callar!. Aquí vamos a seguir evidenciando las injusticia, la desigualdad, el machismo en la cama, en la casa, en la calle. Ustedes y yo, porque este espacio es NUESTRO. No vamos a permitir que vengan a nuestra casa a ofendernos y amenazarnos con violentarnos físicamente. ¡Nunca más calladas!

¡Ni hija obediente; ni esposa resignada; ni madre sacrificada!

Texto de Maryórit Guevara (#MadreInsurrecta)